lunes, 1 de junio de 2009


Buenas a todos/as.

Volvemos a retomar el blog esta semana para cumplir con el deber. Esta vez hay algo más de novedades.
Este pasado viernes tuvo lugar después de tanto esperar la excursión a la playa de Montegordo, de Portugal. Allí pasamos el día junto con nuestros compañeros españoles y junto con los portugueses.
En breve publicaremos todos y cada uno de los alumnos de P.I. una redacción sobre la excursión, con nuestras experiencias personales y con fotos también.
Ahora seguiré con lo que toca en esta actualización.

El martes pasado en clase de Proyecto Integrado terminamos de ver la película y como sobró tiempo, también comentamos cosas de la excursión.
Ya antes Miguel Roa nos facilitó un documento en el que nos mostró las cosas que eran necesarias llevar el día del viaje.
Nos entregó las bolsas con información turística sobre Medina Sidonia y el letrero con el nombre de los platos que llevaríamos esa misma semana a la playa. Nosotros tuvimos que ponerle los ingredientes debajo e incluimos en las bolsas anteriormente citadas los regalos de nuestros correspondientes portugueses.

Pues bien, eso fue todo lo realizado durante la anterior clase. Como trabajo extra esta semana, debemos realizar un comentario sobre la película vista en clase: "Bajo el sol de la Toscana".


Bajo el sol de la Toscana

Esta película está basada en un libro que posee el mismo título de la película. Su protagonista, Frances, es una crítica literaria que está felizmente casada.
Por terceras personas se entera que su esposo mantiene una relación extra matrimonial con otra mujer. Tras enterarse de la desgracia, se divorcia de él y se sumerge en una profunda depresión fruto del cambio tan drástico que sufrió su vida.
Pero Frances no está sola, tiene a su mejor amiga Patti, una lesbiana que espera un hijo junto a su pareja.

La aventura comienza cuando esta pareja de chicas amigas de Frances le ofrecen a esta un viaje a Italia, ya que debido al embarazo de una de ellas no podrán acudir.
Frances, que se hospeda en un bloque de pisos para divorciados, renuncia al principio a la idea propuesta, pero al poco tiempo decide que ir no sería mala idea.

Así pues, viaja hasta Italia, a la zona de la Toscana. Estando por esa zona visitan un pueblo todos los componentes del viaje homosexual. Allí Frances deambula por las calles del pueblo y ve un anuncio en el escaparate de una inmobiliaria que enseña una casa llamada "Bramasole".
Desde un primer momento, Frances se siente atraída por el lugar, pero no le presta atención. Sin embargo, una mujer muy atractiva que pasaba por el lugar le recomienda que la compre. Esta mujer aparecerá durante la película repetidas veces, siempre intentando dar consejos o pistas a Frances sobre la manera en que vivir de forma adecuada para poder aprovecharla.

Continúa en autobús el viaje predicho cuando pasa por delante de la puerta de la casa que vio en la inmobiliaria. Inmediatamente hace parar el autobús y se queda allí mismo.
Se da cuenta que hay unos compradores pero tras unos pequeños obstáculos consigue hacerse merecedora de la casa y la dueña acaba vendiéndola.

Se inicia aquí el nudo de la historia, cuando Frances empieza a asimilar la locura que acaba de cometer, dejando una vida en los Estados Unidos para venirse a vivir a la Toscana a una casa antigua que con mucho trabajo podrá ser restaurado.
Y sí, es restaurada. Su primer amigo es el asesor inmobiliario y a partir de él va conociendo a más gente. Como, por ejemplo, a los obreros que realizan la restauración de la casa.

A menudo se siente sola y cuando cree recuperar la felicidad en su vida al encontrar a un hombre que parecía ser la cura a sus problemas, se colma su estado de bienestar cuando su amiga Patti le hace una visita para quedarse, puesto que su novia también la ha abandonado.
Sin embargo, la relación que Frances mantiene con el joven italiano no termina como ella esperaba. Al parecer él no tenía intenciones de futuro y ella se había ilusionado en exceso con volver a encontrar a un hombre que la haga feliz en su nueva vida.

Todo lo que ella quería era una boda y una familia en ese nuevo lugar.

Sin duda, acabo obteniéndolo. Patti dio a luz, cumpliendo el deseo de su amiga. En cuanto a la boda, también fue satisfecha. Uno de los obreros que trabajan en su casa se enamora de una chica italiana y tras superar barreras impuestas por la familia debido a su nacionalidad polaca, celebran su boda en "Bramasole", por lo que también cumplió su sueño.

Para finalizar la película con un final esperado, Frances encuentra un chico del que realizó una crítica literaria y comienza una vida junto a él, que no se sabe cómo terminaría.

En la historia de esta película podemos ver como los personajes cambiamos a lo largo de nuestra vida a causa de todo tipo de factores y como, especialmente, un viaje es capaz de cambiarnos nuestra visión acerca del mundo y las posibilidades que nos presenta.
Nuestra protagonista consiguió darse cuenta de lo maravilloso que poseía. Soñaba con su boda y su familia en ese lugar. Bueno, en realidad ni la familia ni la boda fue de veras suya pero, igualmente, podía disfrutar de la felicidad que generaba, si no hacia ella, hacia los demás.

De este modo observamos a través de una película cómo cambiamos en un viaje, nos ofrece una fuerza de valentía de la mano de Frances y una voluntad excepcional que no desiste cuando no consigue lo que quiere, si no que persiste en su lucha.
Además, nos intenta hacer entender que el momento que vivimos es el presente y lo correcto es aprovechar ese justo momento. No se puede conseguir sonreír en la vida si no aceptamos lo que poseemos y nos conformamos con ello, que no quiere decir que dejemos nuestras ambiciones a un lado.

Termino ya despidiéndome de todos vosotros hasta la próxima vez.

¡Un saludo!

No hay comentarios: